amig@s :)

30 de abril de 2015

Cómo dejé de fumar

Hoy hace cuatro años que dejé de fumar, la mejor decisión que he tomado en la vida, sin duda.

Comencé a fumar joven, supongo que como todas empezamos, porque todos fuman en la familia, por la tontería de los amig@s, el estrés de los exámenes, los nervios y todas esas excusas que usamos para justificar porqué hemos caído en algo que poco a poco nos mata.
Lo cierto es que él no fumaba (ni fuma) así que cuando me juntaba con él, encender un cigarrillo era un suplicio, no le gustaba el olor, el humo, ni el sabor ni nada. Así que mientras estaba con él trataba de fumar lo menos posible.
Cuando comencé a salir con mi chico, él siempre me decía que lo dejara, que era malo, que bla bla...

Cuando conocí a su familia y comencé a relacionarme con ellos... Ninguno fumaba!
Yo era la única "rarita" y quieras o no, eso me "cortaba el rollo" jaja Intentaba no fumar delante de ellos.

Cansada de éste tipo de situaciones y sintiéndome mal cuando fumaba, gastaba un paquete o algo más al día,
tomé la decisión de dejarlo.
Además, durante las horas de trabajo no podía salir a fumar, cosa que también me animó ya que si aguantaba "x" horas sin la droga... ¿Por qué no dejarlo?

Lo había intentado en más ocasiones pero eso de "dejarlo de golpe" conmigo no funcionaba.

Fuente

Así que decidí tomármelo tal y como es, una droga, una droga que le pide al cuerpo cierta dosis para saciar esa absurda y letal necesidad.
Partiendo de esa base, mi planteamiento fue el siguiente: Reducir paulatinamente la dosis hasta que mi cuerpo se acostumbrara.

¿Fácil?
Sí, si eres constante. Tardé unos ocho meses en dejarlo por completo, pero lo dejé :)

¿Cómo hacerlo?
Para empezar me puse un tope de 12 cigarros al día (creo, aquí cada cual se ponga su máximo) , ni uno más.
Por lo que tenía que plantearme que si fumaba más de la cuenta, al final del día probablemente no me quedaría ningún cigarro. Tendría que esperar hasta el día siguiente.

¿Cómo cumplirlo?
Al principio, cuando no tenía mucha confianza en mí misma, los cigarrillos sobrantes se los daba a mi novio y él era quién me daba los que tocaban al día siguiente. Teniendo el paquete al alcance, la tentación de fumar más de lo que me había propuesto era demasiado alta.
Una vez cogí el hábito, no hizo falta.

Fuente


Y luego... ¿Qué?
Cada 2-3 semanas, me quitaba un cigarro de la ecuación, es decir, comencé fumando 12 al día, luego 11, después 10... Así hasta llegar a fumar 1-2 al día.

Cuando llegué a ese punto, decidí que era el momento de dar el paso más importante...
No comprar tabaco nunca más.

El mono psicológico
Después de tomar la decisión de no volver a comprar tabaco, estuve una semana con un mono psicologíco del copón. No tenía ansia de tabaco, simplemente era el hecho de no tener la cajetilla cerca lo que me hacía tener esa dependencia. Aquí la fuerza de voluntad es indispensable ;)
Éstos días fueron los más duros sin duda, pues en una semana la nicotina desaparece de la sangre aunque el proceso de limpieza al completo sea más largo pero el mono psicológico es una batalla que sólo uno mismo puede ganar. La voluntad lo es todo, así que poner de nuestra parte es muy importante.

Fuente

Desde que lo dejé, no he vuelto a tener esas flemas mañaneras que daban asquito, ni esa tos tan ronca que dolía hasta el alma con voz de ultratumba, ni me ahogo al hacer deporte, me acatarro mucho menos y no tiro el dinero a la basura.

Estoy muy orgullosa de haber tomado ese paso que tanto me ha beneficiado con el paso del tiempo ^^

Y tú... ¿Fumas? ¿Te animas a dejarlo como lo hice yo?

12 comentarios:

  1. Gracias por este artículo Xandra, yo no fumo pero mi Marido Si y por mucho que le digo … nada. Se lo voy a dar a leer a ver si se anima. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá lo deje, su salud se lo agradecerá :)

      Eliminar
  2. Enhorabuena por haber dejado ese mal hábito, yo no fumo pero mi marido sí y aunque lo ha intentado dejar varias veces vuelve a fumar otra vez, no hay manera...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Xandra. Lo primero de todo ZORIONAK!!!!. Eres una campeona, si señor. Yo empecé a fumar a los 18 años por la tontería que comentabas... y he estado con esa M.. en la boca mas de 20 años . Peeero, ya llevo 9 años sin fumar y es lo mejor que he podido hacer en mi vida. Yo lo dejé por las bravas y hasta hoy (soy un poco cabezona). Es cierto que cuando alguien enciende un cigarro cerca me encanta el olorcito de recién encendido, pero luego me echa para atrás; y también lo es que en ocasiones, cuando estás un poco "pallá", o los problemas se te acumulan, me han dado ganas de fumarme uno, pero NO!, porque uno traería otro. Mi pelea ahora es con mi contrario...pero me temo que de momento voy perdiendo. Un besazo y ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo soy rara, incluso cuando era fumadora odiaba el humo del tabaco... Ahora ya ni te cuento, me repulsa :S
      A día de hoy puedo decir que nunca me han entrado ganas de volver a fumar y ojalá siga así siempre :)

      Eliminar
  4. Muchas gracias por esta entrada, quizás siga tu ejemplo, hace tiempo que quiero dejarlo y me cuesta horrores. Lo he intentado varias veces. Llevo 45 años con este vicio que me está matando ...poco a poco. Mis hijos y nueras no fuman, pero mi pareja si, le propuse dejarlo juntos y siempre me contesta lo mismo "si, deberíamos dejarlo".
    Te felicito por tu fuerza de voluntad Xandra. Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que lo vayas dejando como lo hice yo, verás cómo al final lo consigues , aunque te lleve tiempo. Yo tardé ocho meses más o menos así que, paciencia pero se constante ;)

      Eliminar
    2. Podríais ir a vuestra enfermera del centro de salud. Ella os puede hacer un plan personalizado para consigáis dejarlo de una vez si por vuestra cuenta no sois capaces. Id sólo aunque sea a buscar información

      Eliminar
  5. Te felicito, es lo mejor que podes hacer por la salud y la energía de tu cuerpo..!!!
    Es tirar la plata y encima enfermar los pobres pulmones y arterias!!!
    Te felicito, muy bien por ti y por tu novio que te ha sostenido!!!! Bendiciones!!!!

    ResponderEliminar
  6. Sí, yo también lo dejé y, como decimos todos, es lo mejor que pude hacer. A mí no me apetece nada fumar e incluso me molesta el olor, pero sé que, como los alcohólicos, siempre seré fumadora, así que el siguiente cigarro no lo fumo, por si acaso...

    ¿Sabes cuál es la mayor ventaja que yo le veo? Es la sensación de libertad que tengo y que antes no tenía: siempre fijándote que no se te acabe la cajetilla y mirando en qué sitios puedes entrar...

    Enhorabuena, Xandra

    ResponderEliminar
  7. Pues todo depende en esto del tabaco. Por mi parte pienso como tú, aunque yo nunca he llegado a fumar tanto. Siempre que veo que me paso de 10 me paro yo misma el carro.
    Intentaré dejarlo en cuanto consiga volver un poco a la normalidad y termine con tanto médico, fisio y su madre...
    Sin embargo mi padre fumaba 2 cajas diarias pero se llevó un buen susto pulmonar y lo dejó de golpe, y ya va para 3 años....
    Yo, repito, soy de la técnica de desacostumbrar al cuerpo poco a poco para evitar en la medida de lo posible la ansiedad.
    XOXO

    ResponderEliminar
  8. Pues fíjate a que mí me ha pasado al contrario. Mis padres eran fumadores y todos mis antiguos amigos también, pero a mí me daba tanto asco que ni siquiera he llegado a probarlo y creo que jamás en la vida lo probaré porque a día de hoy sigue dándome asco (y siempre he pensado que es un gasto inútil). Ahora mis amigos no fuman y mi novio nunca ha probado el tabaco y también le da asco, así que estoy "fuera de peligro" jajaja.

    Mi madre lo dejó hace 2 ó 3 años, aprovechó las vacaciones de verano, (porque así no tenía que salir del trabajo con las compañeras a fumar) y también dice que es lo mejor que ha hecho en la vida.

    Yo creo que el problema está en la legalidad, como pasa con el alcohol. No por ser legal y venderse en todas partes va a dejar de ser una droga. Y eso la gente no lo entiende.
    Es una droga como otra cualquiera porque después del primer cigarillo sientes el gusanillo de volver a probarlo. Y como sólo has fumado 2 ó 3 piensas (yo controlo) y al final terminas haciéndote dependiente.

    Me alegro muchísimo de que hayas dejado de fumar. Creo que es una cosa bastante difícil de hacer y tienes que estar muy convencido de que quieres hacerlo para poder conseguirlo. ¡¡Enhorabuena!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...